lunes, 16 de julio de 2018

lutte collective, by and for disabled and chronically ill artists

Hayley Cranberry and her dog Greta (Dana Kim).
This is the English version of the interview with Hayley Cranberry, founder and curator at lutte collective, a space for disabled and chronically ill women and non binary artists (here's the link to the interview in Spanish).



1. As a mad woman myself, I've often felt so lonely & like nobody would understand my struggle. Coming across Lutte Collective's Instagram profile really gave me hope & a sense of community. What made you think of setting up this collective? How have people reacted to Lutte's online presence?

i’ve always been an internet person, finding different communities online with people i could befriend and relate to. the platforms continue to change, but the concept of community generally stays the same. first it was livejournal, myspace, tumblr, and now instagram is popular. i wanted to create a space that i hadn’t seen exist yet: one that was for artists like me, that also have disabilities and chronic illnesses. i felt like i kept seeing a lot of instagram communities popping up here and there, but they were mostly for “cool girls” and it often feels like having a disability isn’t “cool” or romanticized like other things on the internet are. so i wanted to make a community that was open for any woman or non-binary artist with a disability or chronic illness, no matter if they look cool or hip. i wanted it to be as inclusive as possible, as well, and i am still working on making sure that happens as our community grows.


having a sense of community online when you’re going through something that no one in your real life can relate to is incredibly healing. i had never met anyone that was similar to me, a female artist with IBD, until i started lutte. i’ve found that no one really talks about chronically shitting their pants until you talk about it first. so i started talking.

2. The collective's main focus is showcasing art by disabled + chronically ill women + non-binary artists. What role do you think creativity plays in the lives of those of us who are disabled + chronically ill? What have been the main obstacles when creating artwork that focuses on disabilities?

financing illness (kyle howard-rose, 2017).
(fabric scraps, embroidery hoop, red and black thread, blood dyed white thread.)
well, i cannot speak for everyone, because i am not the face of lutte. lutte is fat women, black women, trans women, sick women, queer women, queer femme non-binary people. so i cannot answer the role that creativity plays in their lives. i am a white cis chronically ill woman.


for myself, creativity has always been an outlet for me. i have a lot of journals from when i was very sick and it was all very new at ages 14-16, where i created words and phrases that helped me heal. i have one page in a journal that is fabric and magazine cut outs that just says DISEASE. and this helped me, because i was able to see my pain on the page. for me, art often says what i don’t know about myself yet.
and my art doesn’t necessarily focus on my disability. i only have one ongoing project right now that does. and many featured artists on lutte do not make art solely about their disability/illness. that is not required!


3. Again, Lutte focuses on women + non-binary artists. What made you choose to prioritize the artwork by those victimized by patriarchy? What role do you think disabled + chronically ill men play when it comes to disability artwork & activism?

i mostly just wanted to make this space as safe as possible. men are for sure included in the disability community as well as the disabled artists’ community. we have many male followers. i personally would rather highlight and give a platform to the voices of women and non-binary artists who are often left out of the art community in general.


standing idly in istanbul (romy cole-roth, 2018).
(oil. texta, pastel pencil, pen on aquarelle cotton sheet.)
4. I found out about Lutte Collective via the Internet, but I'd like to know whether you are also focusing on street activism, or if you plan to do so. As someone who is disabled by my mental health issues, it's sometimes hard for me to go out & attend marches or community meet ups, so I understand the essential role online communities play when it comes to disabled + chronically ill folks engaging in political activism - but I still believe it's necessary to get together with neighbours and friends to fight violence & oppression, reinforcing local resistance. What are your thoughts on this? I also believe Internet politics & activism can sometimes be too self-centred or for quick consumption & admiration, but do you think online activism is still worth it?

lutte right now is all online. in the future i’d really like to have events, but it might take some time for our following to grow a bit more.
i understand your hesitance with marches and meet ups. i am personally very fatigued and have attended some protests, but not many recently. i get overwhelmed in crowds and in NYC they are very, very overwhelming. johanna hedva wrote a piece called ‘sick woman theory,’ in mask mag that discusses activism when you can’t even get out of bed. online activism is great for that - if you have the money to donate to a cause, do that. if you have the ability to donate money from a percentage of your art, do that. call politicians and leave messages. write emails. sign petitions. there are a lot of able-bodied people in the world that can protest physically, and they should. in my opinion, one of the more radical things you can do under capitalism is “nothing” (ie, produce no capital)-- so quit your job and take care of your body.


5. I sometimes feel like us disabled + chronically ill folks keep throwing each other under the bus instead of organizing together against ableism - i.e. crazy/mentally ill folks claiming those who are phisically disabled get more attention & care from society. How do you think we can move forward from the "oppression Olympics" to community organization?

support system (carolyn lazard).
hmm, i don’t know if i agree! it seems to me like all disabled people are generally not taken care of by society unless they are wealthy and/or white (at least in the USA). really what needs to happen is that we need single-payer healthcare / medicare for all in the US, so all people can be covered and be able to take care of themselves, whether it is medical, mental illness, addiction, or anything else. until then, we have to focus on the most marginalized people: black women, (black) trans women, (black trans) disabled women.


6. In the age of "empowerment" & "representation", I often feel like we're thanking corporations & mainstream media for minimal efforts (that, in the end, they actually do for money) - instead of fighting for liberation for all, which to me implies fighting economic neoliberalism & realizing big companies don't actually benefit those who they claim to "represent" in their advertising, be it LGTBI people, women, people of color or even those of us who are disabled. What are your thoughts on this? Do you think people disabled politics are less radical now than years ago, or are things getting better?

nothing is radical when a corporation does it. unless the money from capitalism is handed directly to an organization that is using it to take direct action, it is useless in my opinion. great, we have nordstrom in rainbow and we know they support LGBTQ+ people, so now nordstrom can get more business from that community. but what are they doing for that community? nothing that i know of. basically, nothing is radical under capitalism, nothing is radical when it’s for a profit.
i don’t know if things are “getting better” or not - it’s hard for me to say. it seems there’s been a lot of articles about disability representation and mental illness representation, but the average person is still ableist and throws around the “r” word as a slur.


untitled 3 from series 'mom' (erica press, 2016).
7. In the end, I'd like to ask you about the role of caregivers when it comes to disabled + chronically ill liberation. Lots of us disabled folks need essential help from those around us not just to thrive, but also to survive - but then it's often caregivers who mistreat & even murder disabled folks. Why do you think this keeps happenning? Is there a way for disabled folks & our caregivers to bond over the difficulties & the exhaustion & keep fighting for better community care in society?


caregivers are extremely important to people who rely on them. to me, mistreatment of another human all comes back to 3 things: 1) the caregiver’s inability to receive healthcare/treatment for their own mental illness, 2) racism/homophobia/ transmisogynoir/ transmisogyny, etc. , and 3) capitalism, because they don’t feel like their wage is worth the trouble.

Entrevista: lutte collective, por y para artistas discapacitadas y enfermas crónicas

Hayley Cranberry y Greta (Dana Kim)
Hoy os traigo una entrevista con Hayley Cranberry, la fundadora y curadora de lutte collective, un espacio para artistas mujeres y no binarias discapacitadas y enfermas crónicas (aquí el link a la entrevista en inglés).

1. Como mujer loca, a menudo me he sentido muy sola y como si nadie fuera a entender mi dolencia. Encontrarme con el perfil de Instagram de Lutte Collective me dio verdadera esperanza y una sensación de comunidad. ¿Qué te hizo pensar en montar este colectivo? ¿Cómo han reaccionado las personas a la presencia virtual de Lutte?

siempre he sido una persona muy de Internet, encontrando diferentes comunidades virtuales con personas de las que podía hacerme amiga y con las que podía sentirme identificada. las plataformas continúan cambiando, pero el concepto de la comunidad en general continúa siendo el mismo, primero fue livejournal, myspace, tumblr, y ahora instagram está de moda. yo quería crear un espacio que todavía no había visto que existiese: uno que fuera para artistas como yo, que también tienen discapacidades y enfermedades crónicas. sentía que no dejaba de ver muchas comunidades de instagram apareciendo aquí y allí, pero eran mayoritariamente para “chicas a la moda” y a menudo parece que tener una discapacidad no está “a la moda” ni se romantiza como otras cosas sí en internet. así que quería crear una comunidad que fuera abierta a cualquier artista mujer o no binaria con una discapacidad o enfermedad crónica, sin importar si parecen “a la moda” o “guays”. quería que fuera tan inclusiva como fuera posible, también, y todavía estoy trabajando en asegurarme de que eso sucede mientras nuestra comunidad crece.
tener una sensación de comunidad virtual cuando estás pasando por algo por lo que nadie en tu vida real parece estar pasando es increíblemente sanador. Nunca había conocido a nadie que fuera parecida a mí, una mujer artista con IBD, hasta que empecé lutte. he descubierto que nadie habla verdaderamente sobre cagarse en los pantalones de forma crónica hasta que tú hablas de ello primero. así que empecé a hablar.

2. El principal foco del colectivo es exponer arte firmado por artistas mujeres y no binarias discapacitadas y enfermas crónicas. ¿Qué papel crees que juega la creatividad en las vides de aquellas de nosotras que somos discapacitadas y enfermas crónicas? ¿Cuáles han sido los principales obstáculos al crear arte que se focaliza en nuestras discapacidades?
financiando la enfermedad (Kyle Howard-Rose, 2017)
(trozos de tela, aro de bordar, hilo rojo y negro, hilo blanco teñido con sangre.)
bueno, no puedo hablar por todo el mundo, porque yo no soy el rostro de lutte. lutte son mujeres gordes, mujeres negras, mujeres trans, mujeres enfermas, mujeres “queer”, personas no binarias “queer” y “femme”. así que no puedo responder por el papel que juega la creatividad en sus vides. yo soy una mujer blanca y cisgénero enferma crónica.
para mí, la creatividad siempre ha sido una vía de escape. tengo muchos diarios de cuando estaba muy enferma y todo era muy nuevo a las edades de 14-16, en que creaba palabras y frases que me ayudaban a sanar. tengo una pàgina en un diario que son recortes de tela y revistes que sencillamente dicen ENFERMEDAD. y esto me ayudaba, porque yo era capaz de ver mi dolor en la pàgina. para mí, el arte a menudo dice lo que todavía no sé de mí misma.
y mi arte no necesariamente trata de mi discapacidad. sólo tengo un proyecto en marcha ahora mismo que lo haga. y muchas artistas incluidas en lutte no hacen arte solo sobre su discapacidad/enfermedad. ¡eso no es un requerimiento!

3. De nuevo, Lutte se focaliza en artistas mujeres y no binarias. ¿Qué te hizo elegir el priorizar el arte de aquellas victimizadas por el patriarcado? ¿Qué papel crees que los hombres discapacitados y enfermos crónicos juegan cuando hablamos de arte y activismo discapacitados?

lo que yo más quería era, sencillamente, hacer este espacio lo más seguro posible. los hombres están por supuesto incluidos en la comunidad discapacitada así como en la comunidad de artistas discapacitadxs. tenemos muchos seguidores hombres. yo personalmente preferiría subrayar y dar una plataforma a las voces de las artistas mujeres y no binarias que a menudo se ven excluidas de la comunidad artística en general.

ociosamente de pie en Estanbul (Romy Cole-Roth, 2018)
(óleo. texta, lápiz pastel, bolígrafo sobre acuarela en una sábana de algodón.)
4. Yo me enteré de la existencia de Lutte Collective a través de Internet, pero me gustaría saber si también te estás focalizando en el activismo de calle, o si planeas hacerlo. Como persona que es discapacitada por mis problemas de salud mental, a veces es difícil para mí salir y participar en manifestaciones o encuentros comunitarios, así que entiendo el papel fundamental que juegan las comunidades virtuales cuando hablamos de personas discapacitadas y enfermas crónicas interviniendo en el activismo político; pero aun así creo que es necesario encontrarse con las vecinas y amigas para luchar contra la violencia y la opresión, reforzando la resistencia local. ¿Qué piensas sobre esto? También creo que las políticas y el activismo de Internet a veces pueden ser demasiado egocéntricas o diseñadas para el consumo y la admiración rápidas ¿piensas que el activismo virtual vale la pena aun así?

ahora mismo, lutte es todo virtual. en el futuro me gustaría mucho organizar eventos, pero puede llevarnos algo de tiempo que nuestro seguimiento crezca un poco más.
entiendo tus dudas con las marchas y los encuentros. yo personalment estoy muy fatigada y he acudido a algunas manifestaciones, pero no muchas recientemente. me superan las multitudes y en Nueva York son muy, muy agobiantes. johanna hedva escribió una pieza llamada ‘teoría de la mujer enferma’, en mask mag, que debate el activismo cuando no puedes siquiera salir de la cama. el activismo virtual es genial para eso; si tienes el dinero que donar a una causa, hazlo, si tienes la capacidad de donar dinero de un porcentaje de tu arte, hazlo, llama a políticos y deja mensajes, escribe correos electrónicos, firma peticiones. hay muchas personas físicamente capacitadas en el mundo que pueden protestar físicamente, y deberían hacerlo. en mi opinión, una de las cosas más radicales que puedes hacer bajo el capitalismo es “nada” (es decir, no produir ningún capital); así que deja tu trabajo y cuida de tu cuerpo.

5. A veces siento que nosotras, las personas discapacitadas y enfermas crónicas, no dejamos de menospreciarnos las unas a las otras en vez de organizarnos juntes contra el capacitismo (por ejemplo, enfermas mentales/locas proclamando que aquellas que son físicamente discapacitadas reciben mayor atención y cuidados de la sociedad). ¿Cómo crees que podemos avanzar de las “Olimpiadas de la opresión” a la organización comunitaria?

sistema de apoyo (Carolyn Lazard).
mmm ¡no sé si estoy de acuerdo! a mí me parece que, en general, la sociedad no cuida de ninguna persona discapacitada a no ser que seamos ricas y/o blancas (al menos en Estados Unidos). en realidad lo que es necesario que pase es que tengamos acceso a cuidados de salud/médicos para todas en Estados Unidos, de forma que todas las personas puedan recibir cobertura sanitaria y ser capaces de cuidar de sí mismas, sea por algo medico, por enfermedad mental, por adicción, o cualquier otra cosa. hasta entonces, tenemos que concentrarnos en las personas más marginadas: las mujeresn egras, las mujeres trans (negras), las mujeres discapacitadas (trans negras).

6. En la época del “empoderamiento” y la “representación”, a menudo siento que estamos agradeciendo a las corporaciones y los medios mayoritarios por esfuerzos mínimos (que, al final del día, de hecho hacen por dinero); en vez de luchar por la liberación para todas, lo que para mí implica luchar contra el neoliberalismo económico y darnos cuenta de que, en realidad, las grandes empresas no benefician a aquellas a quienes proclaman “representar” en su publicidad, ya sean personas LGTBI, mujeres, personas racializadas o incluso aquellas de nosotras que somos discapacitadas. ¿Qué piensas sobre esto? ¿Crees que las políticas discapacitadas son menos radicales ahora que hace años, o están mejorando las cosas?

nada es radical cuando lo hace una corporación. a no ser que el dinero del capitalismo se ceda directamente a una organización que lo utilice para la acción directa, es inútil, en mi opinión. genial, tenemos a nordstrom con un arco iris y sabemos que apoyan a las personas LGBTQ+, así que ahora nordstrom puede conseguir más negocios de esa comunidad. ¿pero qué están haciendo por esa comunidad? nada, que yo sepa. básicamente, nada es radical bajo el capitalismo, nada es radical cuando se hace para sacar un provecho.
yo no sé si las cosas están “mejorando” o no; es difícil para mí decirlo. parece que han habido muchos artículos sobre representación discapacitada y representación de la enfermedad mental, pero la persona promedio sigue siendo capacitista y va por ahí diciendo la “palabra con r” como insulto.


sin título 3 de la serie 'mamá' (erica press, 2016).
7. Por último, me gustaría preguntarte sobre el papel que juegan las cuidadoras cuando hablamos de liberación discapacitada y enferma crónica. Muchas de nosotras, las personas discapacitadas, necesitamos ayuda fundamental de aquellas que nos rodean no sólo para prosperar, sino también para sobrevivir; pero sin embargo, son a menudo las cuidadoras las que maltratan e incluso asesinan a las personas discapacitadas. ¿Por qué crees que esto continúa sucediendo? ¿Hay una manera de que las personas discapacitadas y nuestras cuidadoras nos unamos por encima de las dificultades y el cansancio y continuemos luchando por mejores cuidados comunitarios en la sociedad?

las cuidadoras son extremadamente importantes para las personas que dependent de elles. para mí, el maltrato a otro ser humano se debe a 3 cosas: 1) la incapacidad de la cuidadora para recibir cuidados de salud/tratamiento para su propia enfermedad mental, 2) el racismo/homofobia/transmisogynoir/transmisoginia, etc, y 3) el capitalismo, porque no les parece que les valga la pena con ese sueldo.

viernes, 6 de julio de 2018

Entrevista: Lara Losada, psicóloga, feminista y escritora

Os traigo una entrevista con Lara Losada (Twitter: @laralosadaa / Instagram: @laralosadaa), que se define así:

"Me llamo Lara, tengo 24 años, soy psicóloga y actualmente estudiante de máster en Estudios de Género. Soy feminista, vegana y escritora (he publicado dos libros con Ediciones en Huida). Actualmente diría que utilizo mis redes sociales no sólo como forma de expresión personal, sino también como un canal de comunicación para debatir, reflexionar y aprender sobre feminismo con otras mujeres. Además utilizo mi propia voz para desde la experiencia personal desestigmatizar la enfermedad mental y empezar a hablar de las cosas que nos incomodan y que la sociedad prefiere ocultar."

1. Eres psicóloga y estudias el máster en Estudios de Género. ¿Qué te llevó a estudiar psicología y qué te lleva después a especializarte desde una perspectiva de género, por qué lo primero y cómo crees que puede ayudar a la sociedad lo segundo (es decir, de qué forma puedes aportar tu granito de arena enfocando la psicología desde una perspectiva feminista)?

Decidí estudiar Psicología en 4º de la ESO. Mi abuela tenía Alzheimer y verla consumirse poco a poco me hizo entender que yo tenía que hacer algo al respecto. Que quería formarme para poder ayudar a otras personas que lo sufrieran y a sus familiares lo máximo posible. En seguida me di cuenta de que yo quería dedicarme a ayudar a los demás y cada vez estoy más segura de que esa es mi misión. Más tarde decido especializarme en Género pero ya no hay una razón sino varias. En primer lugar empiezo a adquirir conciencia feminista y lamento profundamente que en la carrera no se me diera una perspectiva de género que me parecía fundamental. Tampoco se nos habla de la violencia machista ni de la forma de ayudar a las mujeres maltratadas. Yo necesitaba hacer algo al respecto. Mi malestar con la opresión que sufrimos las mujeres siguió creciendo e, investigando, encontré este máster. Tenía muchas dudas por el miedo que genera saber que las expectativas laborales en este terreno tan necesitado de especialistas no abundan pero a la vez sentía la responsabilidad de comprometerme con mis ideales. Creo que la perspectiva de género se debe aplicar a todos los ámbitos de nuestra vida y que, en mi caso, como psicóloga puede suponer un punto fundamental a nivel profesional.

2. Te describes rápidamente como vegana y feminista (no necesariamente en ese orden). ¿Puedes hablarnos de tu primer acercamiento al feminismo o, mejor dicho, a los feminismos? ¿Qué han supuesto estos en tu vida, qué cambios han producido? ¿Y qué puedes contarnos respecto al veganismo, es decir, cuál fue el factor desencadenante que te llevó a hacerte vegana y cómo tratarías de explicarle a una persona que no lo comprende el por qué de este giro vital desde una perspectiva ideológica?

Suelo decir que ahora me doy cuenta de que siempre he sido feminista pero no lo reconocí como tal hasta hace tres años cuando empecé a informarme más sobre el movimiento y a quitar un poco ese barniz negativo que había recubierto a la palabra. Me definía como 'igualitarista' por pura ignorancia. Pero era feminista. El feminismo supuso para mí un cambio total en mi manera de percibir el mundo y mi lugar en él. No sólo como mujer sino como sujeto político, como persona sexual, como agente activa de creación y cambio. También fue duro darme cuenta de las violencias que sufrimos, de los condicionantes patriarcales que había interiorizado y que todavía me quedan, de las conductas discriminatorias que había normalizado y de los estereotipos que intentaba cumplir. El feminismo es, por pura definición, un movimiento que molesta. Sobre todo a los hombres que sienten sus privilegios atacados, pero también nos incomoda a las mujeres porque nos hace replantearnos nuestra situación e incluso nuestros gustos. Ser feminista es estar en constante aprendizaje, revisión y cambio. Y creo que eso es algo maravilloso. El veganismo llegó poco después del feminismo. Creo que adquirir conciencia sobre mi propia opresión me ayudó a empatizar con otras. Además recuerdo haber leído en twitter una frase que lo cambió todo que decía: 'si dices que te gustan los animales pero comes carne a ti no te gustan los animales, te gusta tu perro'. Estaba siendo una completa hipócrita y me obligué a informarme de todo aquello que no quería ver. Documentales, vídeos terribles, todo. Lo vi todo hasta que no pude más y dije 'basta', yo no puedo ser partícipe ni financiar esto. Va en contra de todo lo que yo defiendo. Fue un antes y un después en mi vida porque es una decisión sin retorno y que cada día estoy más contenta de haber tomado.

3. Además, eres escritora ¡con dos libros publicados! Uno es tu primer poemario, "Una chica azul"; y el otro, "Alejandra", la editorial Ediciones en Huida lo describe como un libro "escrito en prosa con un lenguaje claramente poético". Parece que la poesía es un componente crucial en tu vida o, al menos, en tu producción literaria. ¿Podrías hablarnos de tus primeros acercamientos, no solo a la escritura en general, sino a la poesía en particular? ¿De los autores, y sobre todo las autoras, qué más te han marcado e influenciado?

Es curioso porque empecé a escribir desde muy pequeña. Con ocho años ya presentaba pequeños relatos a concursos y esa inquietud se fue alimentando y creciendo hasta día de hoy. Sin embargo no llegué a la poesía hasta los dieciocho y fue a través de las redes sociales y de la nueva forma de entender la poesía que empezaba a surgir en los blogs. Ese primer acercamiento me llevó a profundizar mucho más y poco a poco a crear un gusto particular y también a querer intentar hacer eso que me gustaba consumir. Pronto me di cuenta de que la poesía me aportaba algo que las mejores novelas no habían conseguido transmitirme. No sabría decir muy bien el qué. Quizá cercanía. Hace ya un par de años que decidí leer a autoras, no exclusivamente pero sí sobre todo, por la necesidad primero de visibilizarnos más y, segundo, de encontrar referentes que sientan, piensen y sufran como yo porque compartimos ciertas experiencias vitales. Mi autora favorita (esto no va a sorprender a nadie que me conozca lo más mínimo) es Alejandra Pizarnik porque me hace sentir que ella ya lo ha escrito todo. Pero por supuesto también Sylvia Plath, Virginia Woolf, Wislawa Szymborska, Gloria Fuertes, Cristina Peri Rossi, Ana Rosetti...
 
4. Ahora, centrémonos en tus libros y en la perspectiva de género que podamos encontrar en estos. ¿Cómo crees que el feminismo, o los feminismos, han dado forma a tus creaciones literarias (o han ayudado a dar forma, al menos)? ¿Crees que escribirías historias distintas si no fueras mujer? Y, si es así ¿cómo crees que tus experiencias vitales como mujer en un patriarcado han influenciado tu escritura?

No me atrevería a decir que Una chica azul Alejandra son libros feministas ni con perspectiva de género, porque no creo que lo sean. Quizá en algún momento, alguna frase, pero no de una manera consciente porque cuando los escribí estaba muy lejos aún de la forma de pensar que tengo ahora. De hecho en ellos aún hay mucha inocencia, mucho amor romántico y muchas relaciones tóxicas y actitudes autodestructivas que a día de hoy rechazo totalmente. Pero entiendo que cuando lo escribí lo sentía de aquella manera y no reniego de ello. No nací siendo feminista y me alegro de poder mirar atrás y reconocer ahora actitudes o pensamientos problemáticos. El proceso de deconstrucción parece incómodo pero en realidad es mucho más amable. Sin duda escribiría diferente de no ser mujer. Estoy completamente segura de que al margen de mi interés y mi afición por la escritura y la lectura, son mis experiencias personales las que han marcado un rumbo y también una manera de expresarme y de entablar una especie de conversación con el lector. Hoy en día mi forma de escribir es muy distinta a los primeros libros porque yo también lo soy y siento que mi estilo ha evolucionado de la metáfora y los juegos de las palabras a un estilo mucho más directo, agresivo y activista. Suelo bromear diciendo que antes escribía porque estaba triste y ahora porque estoy enfadada, en realidad siempre ha sido una mezcla de las dos.

5. Nos cuentas que utilizas tus redes sociales "como un canal de comunicación para debatir, reflexionar y aprender sobre feminismo con otras mujeres". ¿Cuál es, o cuáles son para ti (mejor dicho, cuáles deberían ser); los objetivos primordiales de los feminismos en la sociedad actual? Y ¿recalcarías alguna o algunas experiencias concretas de aprendizaje, puertas que te hayan abierto otras mujeres en tu recorrido por el activismo feminista, conclusiones a las que no habrías llegado tú sola?

Para mí el objetivo del feminismo es la liberación de la mujer. Sé que es una respuesta concisa pero me resulta inabarcable hacer una lista de todos los aspectos donde la mujer tiene que ser liberada y todo lo que está mal y tenemos que cambiar socialmente para que esto ocurra, así que espero que así se entienda. Evidentemente hay objetivos como erradicar la violencia machista, la violencia sexual o la mutilación femenina que me parecen primordiales pero no me gustaría hacer una lista que pudiera indicar que jerárquicamente considero unos aspectos más importantes que otros porque no es así. Toda violencia contra la mujer surge de la misma raíz, del machismo, del patriarcado, y por tanto entiendo que la lucha debe ser contra el sistema para que el cambio sea real y no puntual. En cuanto a tu segunda pregunta, desde luego, sin duda. Para mí si no es interseccional no es feminismo y esto me ha llevado a aprender muchísimo de otras mujeres y de otras culturas, a salir de mi eurocentrismo y asumir también, por ejemplo, mis actitudes racistas interiorizadas. He aprendido y aprendo mucho a diario leyendo y escuchando a compas sobre mujeres migrantes, mujeres árabes, mujeres gitanas, feminismo negro o feminismo chicano. Asumiendo además que como mujer blanca cis y europea estoy llena de sesgos y de actitudes que oprimen a otras personas. Como te he dicho antes creo que el feminismo nos mantiene en constante alerta, revisión y cambio. Y el crecimiento que esto supone es lo verdaderamente enriquecedor. 

6. También mencionas el campo de la salud mental (en el que se han centrado tus estudios, además). Volviendo a los objetivos primordiales: ¿cuáles son tus principales exigencias hacia la sociedad en materia de salud mental? ¿Cómo crees que tú misma formas parte de la lucha por la dignidad en el ámbito de la salud mental?

Voy a intentar responder a las dos preguntas en una sola respuesta. Mi principal lucha en este sentido es la desestigmatización de la enfermedad mental. A día de hoy sigue siento un tabú y sigue habiendo muchísima desinformación a pesar de que cada vez trastornos como la ansiedad o la depresión son más comunes en nuestra sociedad. Lucho por exponer la cruda realidad. Otra verdad que incomoda, porque la depresión no es estar triste, la depresión es un vacío inabarcable. Y cuando digo cosas como 'llevo cinco días sin ducharme ni lavarme el pelo y sin comer y sin salir de la cama' lo que pretendo no es victimizarme sino exponer un problema social: existen realidades que preferimos no ver, y del feminismo aprendí que 'lo que no se nombra no existe'. Tenemos que hablar de ello porque si no no podemos empezar a cambiarlo. Necesito que la sociedad entienda que la salud mental es tan importante como la física y que si cuando te duele la tripa no puedes ir a trabajar cuando yo te digo que no puedo salir de casa porque la ansiedad no me deja moverme tienes que respetarlo de la misma manera.

7. Si por mí fuera, podría pasarme horas haciéndote preguntas sobre salud mental. Es un tema para mí crucial, que llega a condicionar mi vida desde mi posición de "loca" para la sociedad. Pero intentaré ser breve: ¿qué opinas de los modelos de la psiquiatría tradicional, y si tienes alguna queja, conoces o propones alguna alternativa a la medicalización llevada al extremo?

Mi experiencia con la psiquiatría no ha sido muy agradable precisamente, por decirlo de una manera sutil. Desde mi punto de vista la manera de abordar cualquier trastorno es la atención psicológica, es decir, la terapia. Es cierto que en ocasiones es necesaria la medicación, normalmente sólo por ciertos períodos de tiempo, y estoy completamente a favor de ello siempre que se haga de forma complementaria a la terapia psicológica. No entiendo que la medicación por sí sola pueda curar ningún trastorno y me parece peligrosa la facilidad con la que en muchas ocasiones se recetan antidepresivos o ansiolíticos en las consultas médicas sin recomendar siquiera el paso previo por la terapia.

8. Por último, estoy segura de que a todas nos gustaría conocerte un poco más. Háblanos de aquellas aficiones, intereses, vínculos que prenden una chispa en la penumbra de tus días más tristes o apáticos. Deporte, espiritualidad, activismo, arte en todas sus formas (tanto como consumidora como desde tu papel de creadora), lazos con otras mujeres y con otras personas en general... ¡háblanos un poquito más de ti!

Ay, jajaja. Siento que ya he dicho muchísimo sobre mí. Qué más, qué más. Bueno, últimamente me he aficionado a la fotografía y creo que puedo estar encontrando otra forma de expresarme sin utilizar palabras y eso me parece muy guay. Estoy segura de que esta semana voy a terminar el que será mi tercer libro [cuando la entrevisté, "Emocional" todavía no se había publicado] y estoy muy ilusionada. Sí puedo decirte que este será sin duda un libro feminista. Cuando tengo un día malo suelo ponerme pelis que, aunque en general se consideran malas, yo soy más del grupo de personas a las que les flipan para alegrarse, tipo Mean Girls, High School Musical o Pitch Perfect. Si te digo la verdad no hago nada de deporte porque soy demasiado vaga y mi fuerza de voluntad para esto ha demostrado ser nula. Me gustaría no ser así, no te voy a mentir. Tampoco me considero una persona espiritual, la verdad. Es cierto que tengo temporadas en las que creo en cosas como las energías o el destino pero en general me considero muy atea, aunque creo que decir agnóstica sería una posición mucho más prudente, pero bueno. Y por último... No llamaría a esto información de interés, pero mi fruta favorita es el mango.

martes, 13 de marzo de 2018

Entrevistando a la Resistencia: Ós Gat, ilustradora valenciana

En la quinceava entrega de Entrevistando a la Resistencia, en que entrevisto a activistas, artistas y, en la mayoría de los casos, ambas; os traigo una entrevista con Ós Gat, ilustradora valenciana (Instagram: Ós Gat).


1. ¿Cómo te iniciaste en el arte? ¿Dibujas desde pequeña? Y ¿qué significa el arte para ti?

Sí, dibujo desde pequeña, y no sabría decirte cómo me inicié. Es algo que he hecho siempre, y lo que he hecho ha sido no parar nunca de dibujar; al final, ha pasado de ser algo que hacía en mi tiempo libre, a algo a lo que me quería dedicar y que estoy estudiando.

No sabría decir qué significa realmente el arte. Creo que es básicamente una forma de expresarse, mi forma de expresar lo que siento. Tampoco considero que lo que haga sea arte, no me considero artista, sobre todo estando en proceso de formación; mi duda es si algún día podré llegar a considerarme artista o si, sencillamente, siempre será un proceso de irme formando e ir aprendiendo cosas.

2. Al seguir tanto por redes sociales como presencialmente a tantas mujeres artistas feministas, a veces tengo la sensación de recibir un aluvión de mensajes repetitivos. Me encanta, me apasiona que sean o seamos tantas las mujeres que defendemos armadas de pincel y de bolígrafo unos ideales que me parecen imprescindibles para construir otra sociedad mejor; pero a veces me pregunto si acaso no estamos reciclando todas los mismos mensajes, olvidando darles nuestra propia impronta, haciendo lo mismo que criticamos: seguir modas sin desarrollar un criterio y una creatividad propias. Este fue uno de los motivos por los que quise entrevistarte: tus ilustraciones, para mí, representan tanto una forma de arte como unas ideas feministas muy auténticas. Verdaderamente únicas. ¿Qué piensas de lo que planteo? Y ¿cómo crees que logras encontrar un equilibrio entre difundir los ideales feministas cada vez más extendidos, y menos mal, y mantener un sello personal?

Yo no veo que el mensaje sea repetitivo, porque yo sigo en Instagram a un montón de artistas y de alguna forma u otra, cada mensaje lo veo diferente. Aunque sea el mismo mensaje, la forma que tienen de llevarlo a cabo es diferente; sí que creo que cada una tiene su sello personal.

Es cierto que intento no recurrir a ciertas referencias; intento que mis personajes sean muy andróginos, que no les puedas asignar un género, por mucho que aparezcan tetas. Mi intención no es que se relacione a un personaje con un género, que no se haga esa asociación de mujer y coño o mujer y útero. Una cosa que he aprendido del feminismo es que hay mujeres con pene.

Cuando empecé con mi cuenta de Instagram, yo no creo que mis dibujos tuvieran ese sentido. Empecé subiendo dibujos que hacía en una libreta, era lo que se me pasaba por la cabeza, no tenían todos un significado ni una intención. Pero al final, reflejas cómo te sientes, al dibujar; entonces, sin querer, te van pasando cosas día a día que vas reflejando y acaban teniendo ese mensaje.

Sí que es cierto que todos mis dibujos siguen teniendo el mismo estilo, sólo que ahora tienen mayor sentido porque incorporan un mensaje.

3. Otra impresión que tengo al seguirte en Instagram e ir guardando las ilustraciones que más me gustan es que la emotividad y las emociones, más fáciles o más difíciles de sentir, tienen una importante presencia en tus creaciones artísticas. ¿A qué se debe esto? ¿Cómo crees que podemos reivindicar, no sólo la necesidad de construir una sociedad en la que todas las personas podamos sentir libremente independientemente de nuestro género desde rabia hasta tristeza y la objetividad no reine sobre la subjetividad, sino también la necesidad de construir unos feminismos que no nos vendan el modelo de mujer fuerte e impasible a la que nada le afecta (pues yo misma he sentido a veces que no era “suficientemente feminista” por sentir celos aprendidos de una sociedad patriarcal o sufrir ataques de ansiedad ante el acoso sexual)?

A mí, personalmente, me cuesta mucho abrirme; exteriorizar sentimientos. Así que con los dibujos se me hace mucho más fácil, tanto de formas más evidentes (a veces sí que miro el dibujo y se nota realmente lo que estoy sintiendo), como a base de metáforas, que en ese momento lo veo de una forma y al día siguiente sentirme de otra y también encontrar algo. Los dibujos me ayudan mucho a poder expresar cosas que a lo mejor, con palabras, no sería capaz.

Y al final, todo el mundo siente. Yo misma estoy esforzándome en intentar aprender a exteriorizar más lo que siento, y es eso, no tener miedo de sentir; da igual lo que sientas, ser capaz de expresarlo, si un día estás mal, poder decirlo y si un día estás muy bien, decirlo también.

4. También quería preguntarte sobre aquellas mujeres que se erigen como tus referentes; en el terreno del arte, en el terreno de la política, el activismo y la militancia, y sencillamente en tu vida, en tu día a día. Quiénes son esas artistas, históricas y contemporáneas, que te inspiran a la hora de crear. Quiénes son esas mujeres a las que agradeces todo lo conseguido para todas nosotras en el pasado y todo lo que se conseguirá para todas nosotras en el futuro gracias a la labor actual de muchas. Y quiénes son esa abuela, esa amiga, esa conocida… que te enseñan cada día lo que es, en la práctica, el feminismo (aún sin considerarse feministas, muchas).

En el terreno de la lucha se me hace muy difícil elegir; me siento muy orgullosa de todas las mujeres, por ejemplo, tras el 8 de marzo. Me parece tan importante todo lo que hacen esas personas que se han preocupado de hacer posible el 8 de marzo, toda la gente que hay detrás de eso, como las que la han secundado; y como las que no han podido, pero que no por ello son menos. Al final del día, ser mujer es una lucha en sí misma.

En cuanto al ámbito artístico, también es una pregunta muy amplia. A nivel musical, hay muchas personas cuyas letras me inspiran de alguna forma (por ejemplo, Gata Cattana, toda una referente; Ana Tijoux; Sara Hebe… te podría decir muchísimas más).

Y a nivel de pintura, una de mis hermanas mayores estudió Bellas Artes y es alguien a quien he estado viendo pintar siempre (su nombre artístico es Diana Bama). Diría también a Flavita Banana, que me gusta mucho sobre todo por su mensaje; luego Frances Cannon me gusta también un montón, y lo que me gusta mucho de su arte es lo que transmite sobre el amor propio. Me gusta mucho lubadalu; me acaban gustando todas por lo que transmiten, porque expresan muchas cosas que yo estoy pensando en ese momento. Polly Nor también me gusta un montón.

En mi vida cotidiana, las mujeres de mi familia son para mí todas referentes. Por su forma de actuar; son muchas cosas, quiera o no, es difícil de explicar. Al final son las que me han educado, y soy como soy por eso.

5. Y ya por último: ¿cuál es el significado de tu arte? ¿Qué aportan, al final del día, tus ilustraciones a las personas que las ven a través de redes o que te agradecen personalmente tu trabajo creativo? ¿Qué es para ti lo más importante de todo lo que pretendes transmitir?

Yo no pretendía hacer nada; cuando hago un dibujo, no es que lo haga para mí, pero sencillamente lo hago sin pensar en si le va a gustar a alguien o no. No es que me dé igual porque cuando alguien me habla, me dice que le ha gustado o que se ha sentido identificada, me alegra; pero no es esa la finalidad. No pretendo generar nada, y a partir de ahí, todo lo que venga es bienvenido.

Se me hace muy difícil pensar en ver mis ilustraciones desde fuera, porque al final todos me transmiten emociones. Y las asocio sin querer a cómo me he sentido cuando estaba dibujando, porque sé lo que ha habido detrás.

lunes, 8 de enero de 2018

Entrevistando a la Resistencia: Regla Fanzine

En la catorceava entrega de Entrevistando a la Resistencia, en que entrevisto a activistas, artistas y, en la mayoría de los casos, ambas; os traigo una entrevista con Sasha, la creadora del Regla Fanzine (Blog: Regla Fanzine / Instagram: Regla Fanzine / Twitter: Regla Fanzine).

El fanzine se define como "revista colaborativa y autoeditada donde se escribe, se siente, se ve y se oye la menstruación como algo bonito."; y ahora, la entrevista.


1. ¿Cómo nació la idea del fanzine colaborativo Regla? ¿Cuál es, más allá de lacreación y divulgación artística, el propósito de este fanzine?

Como explico en la “nota editorial” del fanzine, la idea llevaba gestándose desdemi primera menstruación, en 2010. Mi madre me hizo una fiesta en su honor convarias mujeres de la familia, y mientras en casa era algo bonito, en el colegio era untema tabú. Y yo quería hablarlo, compartir cosas, pero no sabía dónde. Necesitabaun espacio donde hablar abiertamente de la menstruación desde el cariño. Yesto es justamente lo que pretende ser Regla.


Durante muchos años la menstruación ha sido un tema recurrente en miscreaciones, hasta que escribí un artículo argumentativo sobre las copasmenstruales para una asignatura de la universidad. Al profesor le gustó tanto queme animó a mandarlo a sitios para que me lo publicasen. Y justo coincidió queestaba descubriendo el mundo de los fanzines, así que de repente lo tuve claro: sipublicaba ese artículo lo iba a publicar por mí misma, iba a crear un fanzine sobrela regla. Empecé a contarles la idea a mis amigas más cercanas, y a medida que veíaque lo iban acogiendo superbién fui abriendo círculos: me puse en contacto congente a la que no conocía pero que ya había tratado el tema, spammeé un poco porredes sociales… y la respuesta siempre era positiva, se iban sumandocolaboradoras, también me hablaba gente que no me conocía de nada diciendo quequería participar… Y así hasta reunir suficiente material para un fanzine decincuenta páginas donde lo más importante es que somos muchas, y quecualquiera se puede unir. Me gustaría que fuera un espacio que cada una sintieracomo propio.



2. ¿Cómo fue la presentación en físico del fanzine Regla? Cuéntanos quésentiste, qué lazos se forjaron, qué se pensó; qué caracterizó a estenacimiento tan especial.


La primera presentación, el 10 de junio de 2017, fue en la librería Sons ofGutenberg, en el Raval de Barcelona. Hablé con Adrià, el dueño de la librería, incluso antes de tener el fanzine terminado, y me dijo que estaría encantado deacoger algo así. Me dejó hacer lo que me dio la gana: conté un poco la historia delfanzine, puse pica-pica rojo, había sangría, hicimos un sorteo de cosas rojas… Ypara terminar tocó Wavelet, un grupo amigo, que por aquel entonces todavía nohabía tocado nunca en Barcelona. Un win-win todo. La gente que vino, tantoamigos míos, colaboradoras y gente a la que no conocía, salió de allí muy contenta(me parece, vamos), pero yo feliz de la vida al ver que se acogía tan bien. Esamisma noche cogíamos una amiga y yo un bus a San Sebastián, donde nos esperabael Guillotina, Festa un festival muy bonito de autoedición donde teníamos un stand.Me estrenaba también en un espacio así, y fue muy guay vivir tantas cosas nuevas ala vez
En julio hicimos dos presentaciones en Madrid, en el bar Aleatorio y en la libreríaNakama. Fue muy mágico. Nos las organizó Pilar Boadicea, colaboradora delfanzine, sin conocernos en persona ni nada. En ambas cantó Charlotte, a la queconocía un poco por Twitter. Se lo propuse así un poco random y enseguida aceptó(y cantó genial). Y en los dos locales todo el mundo fue muy majo. En general, laciudad nos acogió superbién.


Y la última presentación, en octubre, fue en Figueres, la capital de mi comarca y miciudad natal, en la librería Low Cost. Me ayudó a presentar Rebecca Alabert, amigaen común de los libreros y mía, y para terminar cantó Uri Beer. Fue más familiarque las otras (literalmente, por fin pudo asistir mi familia al estar más cerca decasa). Fue un poco como cerrar un círculo, ya que estaban también las mujeres demi fiesta de la menarquía, incluida mi madre.

Todas las presentaciones y la creación del fanzine en sí han realzado mi fe en laspersonas bonitas y en el universo <3



3. El fanzine Regla me parece el ejemplo p
erfecto de como el arte puede ser
político, puede ser una trinchera de lucha, en este caso por la visibilizacióny desestigmatización; más allá del mero propósito estético. ¿Qué significapara ti el arte, en tus propias palabras; y qué ha supuesto estacreación artística colaborativa en tu vida?
fotografía de Alba Pérez.

El arte puede definirse de muchas formas, supongo, y cada persona lo hará a sumanera. El hecho de que Regla sea un fanzine colaborativo lo remarca todavía más.Quería que cada página definiese la menstruación por cada artista, desde su visión,no desde la mía. Me gusta pensar que todos vemos las cosas de manera distintapero a la vez nos podemos juntar a hacer algo. Cuando digo que Regla es unespacio donde ver la menstruación como algo bonito, me refiero a eso, a acogerlacon ternura, con cariño, y me parece que no hay mejor forma de hacer eso quedesde el arte, sea en la forma que sea. Un poema siempre me parecerá más bonitoque un artículo académico (aunque las dos cosas sean necesarias). No sé si herespondido mucho a las preguntas, pero para mí Regla es eso, un espacio donde elarte une y da visiones distintas de una misma cosa.



4. ¿Cuál es la relación entre el fanzine Regla y el feminismo, los feminismos?Sobre todo ¿cómo crees que se debe enfocar el activismo contrael tabú de la menstruación desde los feminismos teniendo en cuenta que notodas las mujeres menstrúan, y que a menudo se cae en tópicostransmisóginos cuando se habla de la regla?


Esta es la pregunta que más respeto me da. Cuando empecé con el fanzine no meconsideraba feminista y sobre todo no quería que esta palabra apareciese enningún lado. Creía que era una lucha necesaria pero no la mía(¡!!?!). Que “tal vez loque hago es feminista pero no lo quiero etiquetar como tal”. Realmente en ningúnmomento empecé nada “por el feminismo”, más bien por mí, por mis ganas dehablar de la regla de más niña. Ahora, en perspectiva, me doy cuenta de que esbastante tontería el rechazo que le tenía a la etiqueta de feminista (aunque rechazolas etiquetas en general). Y bueno, a parte de esto, Regla no es “para mujeres”, espara hablar de la menstruación seas quien seas, menstrúes o no, aquí puedes sitienes ganas o la necesidad de ello. Fue justamente el hecho de investigar para elfanzine lo que me hizo caer en la cuenta de que hay mujeres que no menstrúan y hombres que sí. De hecho, unx de lxs colaboradorxs, Cass Clemmer, de Australia,(que me pidió explícitamente referirme a su persona como “the artist” osimplemente “Cass”, es de género no binario. Por todo esto, quise añadir esta nota al final de la revista:

Desde Regla queremos aclarar que somos conscientes de que hay mujeres que no menstrúan y personas menstruantes que no se identifican como mujer. Si en los textos y/o las imágenes que hay en este número hemos usado pronombres femeninos o hablado desde una perspectiva femenina, seguramente es porque la mayoría de personas que han colaborado se identifican como mujer y han querido y creído necesario expresarse así. En ningún momento tenemos la intención de excluir ni ofender a nadie. Regla solo pretende ser un espacio respetuoso y abierto a todo el mundo donde hablar de la menstruación desde el cariño. Si tienes algo que decir, ¡te esperamos en el siguientenúmero!

PD: Me gustaría añadir que me parece muy bonito que Alba Pérez, la autora de lafoto de la portada y algunas más, está entrevistada en tu blog ya de antes. Lascoincidencias bonitas molan <3 (http://pensandoenlila.blogspot.com.es/2016/08/mujeres-y-fotografia-para-nosotras-de.html).